Ella baila sola: homónimo

Emi, 1996

Comprado en: Mercado de las pulgas de la 24 con séptima. $2000

Ella Baila Sola 1

A finales de los noventa yo quería que me dejara algún tipo para poder cantar con más sentimiento las canciones de Ella baila sola.

Sé que suena muy triste anticipar mis decepciones amorosas, pero no si se trata de imitar a Ella baila sola.

Marta y Marilia (sus integrantes)  representaban todo lo que cualquier mujer quería ser en los noventa: tenían el pelo muy largo, eran independientes y fuertes, aunque también mostraban cierta vulnerabilidad, algo así como Alanis o Shakira en su buena época.

Eso sin contar que tenían un estilo muy chévere: chalecos cuello tortuga de lana, chaquetas grandes de cuero, pantalones bota ancha, collares y tops étnicos, camiseta sobre camiseta, sacos largos tejidos…ah, los noventa.

ella baila sola2
 Casi todas las canciones de este disco remiten a algún momento de una relación: las aventurillas de una noche en Amores de barra, el tedio y la rutina en Lo echamos a suertes (que empezaba con el famoso “¿Por qué ya no me baila, un gusano en la tripa?”) , la traición en No lo vuelvas a hacer, y la fase “terminamosperoyaestoybien” en Mejor sin ti.



Una que me gusta mucho es  Mujer Florero, una crítica sarcástica  a las que solo quieren quedarse en la casa a atender al marido. Puro girl power noventero, fuck yeah.

Aunque mi favorita de este disco tal vez es Victoria:

¿Qué pasó con Ella baila sola?

Después de este primer disco (que aún no entiendo por qué compré en 2 mil pesos y no está  en algún museo ) vino otro llamado EBS que tuvo dos hits: Quisiera y Despídete  que me lo compró mi mamá en casete, décadas antes de crear este blog. Por favor no le digan a nadie que me encerraba en el cuarto a gritar (no cantar) las canciones a todo volumen.

En 2000 lanzaron Marta y Marilia (al parecer estas viejas gastaban toda su creatividad en las canciones y después no les quedaba nada para titular los discos) que tuvo un muy buen sencillo,  Cómo repartimos los amigos, sobre ese momento incómodo justo después de terminar cualquier relación.

Ese fue el último disco que lanzaron juntas, porque en octubre de 2001 anunciaron su separación. Al parecer, después del tercer álbum no se podían ver ni en pintura y ni se hablaban fuera del estudio de grabación.

Marilia Casares (la de pelo negro) estuvo viviendo en Estados Unidos y colaboró con otros artistas. En 2009, Marta Botia (la rubia) le pidió que volvieran a ser Ella Baila Sola, pero le dijo que no.

Con todo y eso, Marta volvió con el grupo (esta vez lo llamó EBS) solo que no con Marilia, sino con otra chica, RocíoPavón, que en su momento fue presidenta del club de fans del dúo.

Escuché una canción del nuevo Ella Baila Sola pensando que iba a odiarla. Y aunque reconozco que no está tan mala, le falta un poco de ese  ‘girl power’ que tenían en los noventa.  Eso sin mencionar que Marilia es mucho más ‘badass’ que la nueva integrante.

Pero eso tampoco duró mucho. Rocío se abrió del parche y por Facebook ( el chisme completo aquí).

Aunque Ella baila sola haya desaparecido, las canciones de este disco ya están casi que marcadas en la mente de toda mujer que haya crecido en los noventa. Y sí, ya he tendio varias decepciones amorosas que me han hecho disfrutar aún mejor los temazos de este dúo.

De ñapa les dejo  a todos los nostálgicos de los noventa. ESTO PASÓ:

Yo tampoco lo podía creeer, pero pues:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s